Desde el ASPA 1 visitamos la Fundación Randstad para la atención de personas con … “capacidades diversas”,  especializados en “personas con discapacidad”. Menos mal que acaban de quitar de nuestra Constitución el término anterior tan peyorativo que no merece ni ser nombrado. Para gente  con “diversidad funcional”,  con “otras capacidades”, para “empleo protegido”… que difícil elegir, en todas nos falta algo más de personas y  sobran las  comillas y etiquetas.

Así que nos hemos plantado un grupo de personas,  con el famoso “certificado de disca” para que nos presenten su oferta de apoyo laboral.

Nos han recibido la mar de bien, con cafés y un espacio muy adaptado a todos. Mesas de todas las alturas para las sillas de ruedas, teclados gigantes para problemas de visión, luces suaves para las personas con autismo, moqueta y sofás, salas polivalentes para  darnos la bienvenida.

Dos personas estupendas ambas llamadas “Ana”, nos han escuchado una por una, sus historias y sus capacidades e ilusiones, y nos han brindado muchas opciones y propuestas. Se abre un largo camino de colaboración para el futuro, cursos, talleres, certificados de profesionalidad y las tan ansiadas ofertas de trabajo.

Sobre todo destacaría comprensión y acompañamiento. José con silla de ruedas ha dicho al final”-Qué bien que alguien se haya ocupado de nosotros, diseñando este espacio y esta atención”. Para vosotros personas especiales,  como somos todos a fin de cuentas.

Texto escrito por Rosa Gómez

Previous post Navidad en ASPA 7
Next post ¡AÑO NUEVO VIDA NUEVA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *