Si un buen día alguien te invita a pasar un día en el Zoo, ¿Qué dirías?

Si un buen día vas al Zoo seguro que ves muchos animales. Y cuando vuelvas a tu casa, tumbada en el sofá o quizá, siendo más realista, viendo a tu niño en el sofá dormido, y tú recogiendo los trastos que estaban esparcidos por el salón, la habitación y el baño, pensarás, coño, qué bien lo he pasado. Más o menos estos es lo que sucedió un buen día de mayo en el Programa ASPA, en una actividad con jóvenes progenitoras y sus hijos e hijas.

En la intervención social, en ocasiones, algunas pocas, cierto es, se genera una magia especial que queda reflejada en una sonrisa de una niña, en un abrazo de una mamá o en un agradecimiento velado que se desconoce quién emite y a quién va dirigido. Pero la magia cuesta generarla. En este álbum de fotos hemos intentado recoger el proceso que ha llevado hasta esa sonrisa, por ejemplo. La entrada, la asamblea, el viaje, los carritos de los niños, … La ilusión, la sensación de haber compartido eso, un poco de magia.

Contar los efectos que generan los animales en los niños, y en los adultos, sería repetitivo por obvio. Aunque el detalle no está de más. Una niña estira sus brazos con la ilusión de tocar a la leona que se tumba como su gato. Ella no sabe exactamente si la leona es feroz, si entre el lugar en el que se encuentra ella y descansa ese tierno felino hay un foso que asegura cualquier movimiento del animal. No piensa si es adecuado que los animales estén en ese lugar privados de libertad. Para eso están las personas mayores, tan empeñados en pasar el tiempo discutiendo. Simplemente estira sus brazos. Mientras, su madre le observa y le agarra ligeramente por si en el impulso pudiera tropezarse. Una educadora, en este caso, observa también la situación y piensa en los riesgos que tiene esto de ser magas. Luego, una vez en casa, todas las fotos que están aquí expuestas y alguna más, pasaran como filminas por su mente. Alguna la retocará como se hace con el “fotosop”, porque, ya se sabe, la magia, en el fondo, se construye con imágenes que se trasforman e ilusiones que parecen reales. Si un buen día alguien te invita a pasar un día en el Zoo, ¿Qué dirías?

Previous post ASPACHEF
Next post Curso de hostelería en ASPA7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.