El sábado 13 nos embarcamos en la aventura de hacer un hall room, de la mano del equipazo de The Rombo Code. Sí, sí, habéis leído bien: hall room. Y diréis, ¿qué diferencia hay con un escape room? Pues que todo el juego gira alrededor de un objeto. En nuestro caso… ¡¡EL CABALLO DE TROYA!!

Solo con decir que el juego se llamaba “La caída de Troya” ya da pistas de por dónde iba el asunto… A través de puzles, acertijos y mucha mucha mucha comunicación de equipo, nuestros chicos y chicas del Aspa 1 se sumergieron en la noche anterior a la caída de Troya con un objetivo: conseguir las armas escondidas dentro del caballo. Porque no era un caballo cualquiera… Cada uno de sus recovecos escondía un nuevo acertijo para el grupo y para conseguir encontrar las armas había que descubrir todos y cada uno de los secretos que guarda el caballo.

Después de muchas risas, intentos fallidos, bailecitos para conseguir pistas y de poner a trabajar todo su ingenio, consiguieron salir de las cuadras donde se ubicaba el caballo, listos para la batalla.

Nos encantó tanto tanto tanto que después de estar una hora ahí dentro sólo queríamos volver a entrar y hacer el juego otra vez.

Previous post Agosto en ASPA 2
Next post Resumen de Agosto en ASPA 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.